¿Sufre de parálisis de decisión? ¿Lo estresa decidir dónde comer o qué comprar?

Ideas fundamentales

  • Los métodos que las computadoras aplican para resolver problemas imitan la forma en que los seres humanos toman decisiones.
  • El dilema de la búsqueda de vivienda es un problema de “parada óptima”. La informática sugiere ver el 37% de los lugares disponibles y hacer una oferta en el siguiente lugar que sea mejor que cualquier otro que ya haya visto.
  • Las compensaciones de exploración y explotación se producen cuando hay que elegir entre algo nuevo (explorar) o quedarse con algo familiar (explotar).
  • Los ingenieros informáticos encontraron que la mejor manera de almacenar datos es mantener los archivos a los que se ha accedido recientemente en un sistema de memoria rápida y descartar los archivos más antiguos en un sistema de memoria más lento.
  • La resolución efectiva de problemas produce la mejor solución dadas las circunstancias. Es posible que su elección no sea perfecta, pero decidirse por una opción es lo que significa ser racional.

Decidir no es fácil.

Encontrar un lugar para alquilar o comprar en Sídney es difícil. Hacer una oferta significa que podría perder en una mejor opción. El dilema de la búsqueda de casa es un ejemplo de un problema de “parada óptima”, pero los informáticos tienen una solución.

Para maximizar la probabilidad de encontrar la mejor casa posible, vea el 37% de los lugares disponibles y haga una oferta en el siguiente lugar que sea mejor que cualquiera que ya haya visto.

“Las vidas humanas están llenas de problemas computacionales que son demasiado difíciles de resolver con solo el esfuerzo. Para esos problemas, vale la pena consultar a los expertos: los informáticos”.

Los métodos que utilizan las computadoras para resolver problemas imitan la forma en que los seres humanos toman decisiones. Así, aplicar la informática a los problemas cotidianos mejora la toma de decisiones humanas.

Por ejemplo, elegir un restaurante emplea lo que los informáticos llaman el “trueque de la exploración y la explotación”. ¿Intenta algo nuevo (explorar) o se queda con algo familiar (explotar)?

Si se encuentra en un área durante poco tiempo, elija la opción de explotar. Sin embargo, si va a cenar en su vecindario, explore para reunir información que le ayude a tomar decisiones en el futuro. El valor de la información aumenta cuanto más oportunidades va a tener de usarla.

Los bebés exploran al probar cada cosa nueva que encuentran. Pero el anciano que va al mismo restaurante y pide lo mismo está explotando toda una vida de conocimientos.

“Cuando se aplica a los tipos de problemas difíciles que surgen en las vidas humanas, la forma en que las computadoras resuelven esos problemas se parece mucho más a la forma en que la gente realmente actúa”.

La informática puede incluso ayudarlo a organizar su armario.

La mayoría de las computadoras tiene un sistema de memoria rápida con almacenamiento limitado y un sistema de memoria lenta más grande. Los datos a los que se ha accedido más recientemente se almacenan en el sistema rápido, y la computadora crea espacio para lanzar algo viejo al sistema de memoria lenta. Aplique este principio a la clasificación de su ropa. Esta convención también funciona en la oficina.

“No se pueden controlar los resultados; solo los procesos. Siempre y cuando haya utilizado el mejor proceso, ha hecho lo mejor que pudo”.

La informática también puede ayudar en las decisiones más difíciles de la vida. Los mejores algoritmos permiten hacer lo que tiene más sentido en el menor tiempo.

Los algoritmos agilizan la información haciéndola más manejable, y las computadoras dividen los grandes problemas en pasos más pequeños y sencillos. El mejor enfoque da la mejor solución dadas las circunstancias. Su elección puede no ser perfecta. Es posible que pase por alto algunas opciones o que implique conformarse con una solución satisfactoria. Pero hacerlo es lo que significa ser racional.